El cáncer de cuello uterino es un tipo de cáncer que se produce en las células del cuello del útero. Varias cepas del virus del papiloma humano (VPH), tienen un rol importante en la aparición de la mayoría de los tipos de cáncer de cuello uterino.

Al ser expuesta al VPH, el sistema inmunitario de la mujer normalmente impide que el virus produzca algún daño. Sin embargo, en un pequeño grupo de mujeres, el virus sobrevive durante años, lo que contribuye al proceso que provoca que algunas células de la superficie del cuello uterino se transformen en células cancerígenas.

Puedes reducir el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino la hacerte pruebas de detección y recibir una vacuna que te protege contra la infección por el VPH.

 

Datos básicos

Nombre

Cáncer de cuello uterino. Otros nombres: Cáncer cervical, Cáncer de cérvix

Afección

Crecimiento anormal de Las células que recubren eL cuello uterino de una mujer.

Origen

Casi siempre es causado por el virus del papiloma humano (VPH).

 

Cáncer

Enfermedad que comienza con el crecimiento de células anormales. En lugar de morir en el ciclo de vida normal de una célula continúan dividiéndose en nuevas células anormales y crecen fuera de control.

Virus del Papiloma humano (VPH)

Es una familia de virus que se propaga a través del contacto sexual. Pueden afectar la piel, boca, zona genital y/o anal.

 

Datos interesantes

▪ El cáncer de cuello uterino es el 2º en frecuencia en las mujeres.

▪ Principal causa de muerte por cáncer ginecológico en Argentina.

▪ En el 95% de los casos el cáncer es causado por el virus del papiloma humano (VPH)

▪ El virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común.

▪ Tanto mujeres como varones pueden contraer y transmitir el VPH.

▪ Es un virus de fácil transmisión y muy común. Se estima que 4 de cada 5 personas van a contraer uno o varios de los tipos de VPH en algún momento de sus vidas.

▪ En la mayoría de los casos el organismo logra eliminar la infección del VPH. Sin embargo, un porcentaje pequeño puede evolucionar y provocar cáncer si es causada por un tipo de VPH de alto riesgo.

 

Cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es el crecimiento anormal de células en la parte más baja del útero la que conecta el útero y la vagina. En el 95% de los casos es causado por el virus del papiloma humano (VPH).

Por lo general, el cáncer cervical tarda años en manifestarse. Durante este tiempo, las células del cuello uterino cambian y crecen rápidamente. Si estos cambios se detectan y se tratan, el cáncer cervical puede prevenirse. Sin diagnóstico ni tratamiento, el cáncer cervical puede extenderse a otras partes del cuerpo y volverse mortal. Puede prevenirse mediante la vacuna contra el VPH, la detección temprana y el tratamiento rápido.

 

Síntomas

En sus primeras etapas puede no PRESENTAR ninguna sintomatología.

En muchos casos, el cáncer cervical puede prevenirse detectando los cambios celulares anormales y tratándolos ANTES de que se conviertan en cáncer.

Una vez que el cáncer cervical se presenta, los primeros signos incluyen lo siguiente:

▪ Sangrado, manchado o flujo anormales

▪ Períodos menstruales con flujo más abundante de lo común

▪ Sangrado después de tener relaciones sexuales

▪ Los signos del cáncer cervical avanzado pueden incluir dolor en la zona pélvica, problemas para orinar e inflamación de las piernas.

Estos síntomas también pueden ser de una afección distinta pero si experimenta cualquiera de estos signos consulte a su médico de cabecera.

 

Causas

Existen más de 200 tipos de VPH. La mayoría de ellos no son malignos y desaparecen solos. Pero por lo menos una docena de tipos de VPH pueden permanecer en el cuerpo y, en ocasiones, causar cáncer. Dos en particular (los tipos 16 y 18) provocan la mayoría de los casos de cáncer cervical. Estos tipos se denominan VPH de alto riesgo.

Estos se propagan a través del contacto sexual con una persona infectada. Los denominados “de bajo riesgo” pueden provocar lesiones benignas como verrugas en diferentes partes del cuerpo. Los “de alto riesgo” pueden evolucionar a una infección persistente, provocar lesiones pre-cancerosas y cáncer de cuello de útero, ano, pene, boca o garganta.

Otros factores

Además del VPH, hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de tener cáncer cervical. Entre estos se incluyen:

▪ Antecedentes personales de displasia cervical, vaginal o vulvar

▪ Antecedentes familiares de cáncer cervical

▪ Tabaquismo

▪ Otras infecciones, como chlamydia.

▪ Problemas del sistema inmunitario, como VIH/SIDA, que hacen que sea más difícil combatir infecciones como el VPH

▪ La edad también es un factor: La edad promedio a la que se diagnostica el cáncer cervical es 48 años. Muy pocas veces afecta a menores de 20 años.

 

Diagnóstico

Las evaluaciones médicas para el control del cáncer cervical se utilizan para detectar células anormales en el cuello uterino que podrían causar cáncer. La prueba de Papanicolaou y la prueba del VPH son dos clases de evaluaciones médicas para el control del cáncer cervical.

La prueba de Papanicolaou, a veces llamada “Pap”, no detecta directamente la presencia de cáncer, ni siquiera del VPH, pero sí puede detectar cambios celulares anormales causados por el VPH.

La prueba del VPH puede detectar directamente algunos tipos del virus que son de alto riesgo.

La prueba del VPH a veces se utiliza junto con una prueba de Papanicolaou, a modo de seguimiento cuando se obtiene un resultado anormal.

 

Tratamiento

Depende del estadio en que se encuentre

Lesiones precancerosas

En muchos casos, se encuentran células precancerosas antes de que el cáncer se desarrolle. Las opciones incluyen la criocirugía (congelación), cauterización (quema) o cirugía láser. Estos procedimientos destruyen las células anormales sin causar mucho daño a los tejidos sanos cercanos.

Cáncer cervical invasivo

Esto significa que el cáncer se ha diseminado. Puede extenderse a tejidos más profundos dentro del cuello uterino o a otras partes del cuerpo. Las opciones de tratamiento dependen del tamaño del tumor y de su diseminación.

Los tratamientos más comunes incluyen: Cirugía, radiación o quimioterapia.

 

Prevención

En la mayoría de los casos  el cáncer de cuello uterino se puede prevenir. Las mejores maneras de hacer esto es evitar contraer el VPH y realizarse pruebas de Papanicolau con regularidad.

Evite el VPH

La vacuna contra el VPH se incorporó en el calendario de Argentina tanto para las niñas como para los niños de 11 años edad.

Otras maneras de reducir su riesgo de contraer VPH son las de cualquier ETS (Enfermedades de transmisión sexual) como el uso de preservativos.